Libro Historia del Hipódromo de Madrid

Correos ha editado un libro dedicado a la Historia del Hipódromo de Madrid que incluirá el sello conmemorativo y un Sobre de Primer Día con Matasellos especial exclusivo de este libro. Es  un recorrido por la historia del hipódromo, las carreras y los caballos, con un capítulo dedicado a su singular arquitectura y por supuesto a lo largo de sus páginas existen continuas referencias filatélicas en texto e imágenes a las más de 80 referencias de sellos relacionados con este mundo, desde caballos singulares e imaginarios como Rocinante en El Quijote a caballos en plena faena de rejoneo, pasando por la hípica, olimpiadas, las carreras de Sanlúcar de Barrameda y un largo etcétera. (se adjunta listado de sellos)

  • Libro con estuche
  • Título: SIGLOS AL GALOPE

Historia del Hipódromo de Madrid

Caballos, carreras y sellos

  • Formato: 30 x 30 cm en tapa dura
  • Páginas: 240 páginas + 3 desplegables con troquel a principio de cada capítulo + 1 POP UP con troquel
  • Tirada: 500 unidades
  • Fecha prevista de venta: marzo 2021
  • PVP: 100 € (IVA incl.)
  • Adjudicación:825 € a la empresa Advantia Comunicación Gráfica, S.A.
  • Piezas filatélicas: 1 SPD con matasello especial exclusivo de esta edición

 

Capítulos y autores:

  1. El prolongado tránsito hasta la tangible meta del Hipódromo de la Zarzuela. Historia del hipódromo

Autor: Francisco Salas

La inauguración en 1941 del Hipódromo de la Zarzuela, declarado Monumento Histórico Artístico y, seguidamente, Bien de Interés Cultural, implicó un acto que tenía referente con la evolución del caballo, verdadero motor de la civilización durante más de 7.000 años, gracias a que, tras la glaciación en el territorio europeo, logró sobrevivir de modo exclusivo en la península ibérica.

Desde entonces, montados en ellos, arranca nuestra historia jalonada de relevantes hechos, que acertará a reconocer Osuna, quien recibiendo los antecedentes de su inmejorable biblioteca, traídos inseparablemente a colación con seculares relatos, escuchados al amor de la lumbre, que protagonizaron familiares suyos, saldrá deliberadamente a rescatar lo perdido. Creará en Madrid, con ese declarado propósito restaurador, la sociedad organizadora de carreras.

Hoy la trazabilidad, vía mitocondrial, de aquellos caballos peninsulares sobrevivientes marca en el mapa la común cuna de los caballos más veloces del mundo, el inglés entre ellos. Y la ciencia

promete seguir desvelando prodigios añadidos en este mismo sentido.

  1. Arquitectura del Hipódromo de Madrid. Arquitectura

Autor Jerónimo Junquera

Construir ex novo siempre es apasionante, para ello nos hemos formado, para crear espacios, y para ello nos ha reclamado la sociedad a la que servimos. Un proceso presidido por la creatividad en libertad, aunque no libre de condicionantes, en el que el arquitecto aporta todo su conocimiento constructivo para generar un nuevo espacio que se incorpora al patrimonio existente.

Un acto creativo individual y apasionante presidido por el rigor y con algunas dosis de caprichos personales.

El recinto se encuentra inmerso en la ciudad, bien comunicado, tiene 105 ha, un paisaje hermosísimo, áreas de aparcamiento… lo que le confiere potencial para implantar otras actividades de uso continuado que generen recursos para el mantenimiento del conjunto.

  1. La Zarzuela celebra los 80 pervivido en remotas latencias Caballos y carreras

Autor: Francisco Salas

Es difícil no relacionar la construcción del Hipódromo de la Zarzuela, inaugurado en 1941, con el lejano y primero de 1843 en la Casa de Campo, luego retomado en 1878 en el de la Castellana, perviviendo en idéntico espíritu continuista por recuperar las glorias del caballo peninsular, perseguidas afanosamente por Pedro Osuna.

En el empeño puesto por Torroja, Martín y Arniches de acometer una obra reconocida como formidable, latió, impregnándolo, el pulso inspirador de aquellos, con Velayos a la cabeza, que desde 1932 la procuraron y alentaron. Sucesores y mantenedores del espíritu y afanes de quienes antes, en 1841, fueron precursores en recuperar herencias galopadas en glorias milenarias. Este capítulo hace un repaso a esas victorias inolvidables, a sus carreras, Jockey y caballos,  a ese ambiente festivo de reconocidas personalidades del mundo del caballo, pero también de otras relevantes figuras de la sociedad española que han concurrido sus instalaciones y de aquellas del arte, el deporte, la cultura o del glamour social  que han asistido a sus carreras,

El libro está prologado por el Presidente del Hipódromo, Álvaro Gutiérrez de la Fuente, (se adjunta el mismo).

Querido/a lector/a,

Supone un enorme privilegio para mí, como Presidente del Hipódromo de la Zarzuela, principal hipódromo español y uno de los más emblemáticos de Europa, ser partícipe de algo tan grande y tan excepcional como la celebración del 80 aniversario de su existencia, así como un inmenso honor el poder participar en la elaboración de este libro que conmemora tan significada fecha en un recorrido por la historia de nuestras carreras. 

Se cumplen ocho décadas de aquel 4 de mayo de 1941, cuando nuestro recinto abrió por primera vez sus puertas a un fascinado público que vivía los momentos duros de la posguerra, tomando así el relevo al Hipódromo de la Castellana, que fue reemplazado para construir los Nuevos Ministerios, siendo el nuevo Hipódromo de la Zarzuela continuista y depositario de toda la historia junto a la tradición de nuestras carreras.

Entre las décadas de los cincuenta y setenta, gracias en parte a la mejora de la situación económica del país, el Hipódromo de la Zarzuela vivió unos años de gran esplendor, tanto a nivel deportivo como de sus instalaciones: se instituyeron varios grandes premios; se realizaron obras de mejora; aumentó la calidad de las carreras, las apuestas y los premios repartidos; hubo grandes avances a nivel competitivo, y aumentó notablemente la afluencia de público y el número de caballos estabulados en el recinto.  Posteriormente, esa consagración llegó en los 80 con grandes nombres que dieron brillo y pujanza a nuestras carreras para ponerlas en el primer nivel de la competición y brillantez de este espectáculo.

Pero el Hipódromo de la Zarzuela también ha vivido momentos difíciles, como el triste cierre y paralización de la competición que se produjo en 1996, que se alargó durante 9 años, en los que se puso punto final a 55 años en los que ininterrumpidamente se desarrollaron carreras de caballos en este monumental recinto.

Sin embargo, este hipódromo y el sector de las carreras siempre han luchado por la continuidad del espectáculo del denominado “TURF” a pesar de todas las adversidades y vicisitudes por las que han pasado nuestras carreras y que podrán corroborar en este paseo por la historia que con tanto detalle y cuidado nos traslada el guardián de la memoria de las carreras, nuestro admirado D. Francisco Salas.

La esperada reapertura tuvo lugar el 23 de octubre de 2005, en que la actual empresa Hipódromo de la Zarzuela S.A. S.M.E. inició su actividad para dar cumplimiento al mandato del Congreso de los Diputados que exigía al Gobierno su apertura y permanencia, habida cuenta de la localización estratégica del recinto y su alto valor monumental, respetando siempre el carácter tradicional del recinto de la Cuesta de las Perdices y su valor medioambiental como parte del pasillo verde entre el Monte de El Pardo y la Casa de Campo.

Desde que reabriera sus puertas, el Hipódromo de la Zarzuela es referente y motor de la industria de las carreras de caballos en España, representando actualmente el 70% del volumen de su negocio, y siendo su principal canalizador.

Por su valor artístico y patrimonial, quisiera resaltar que el Hipódromo de la Zarzuela está considerado como una de las obras maestras de la arquitectura e ingeniería madrileña del siglo XX, gracias al importante avance desde el punto de vista de las estructuras, así como por los materiales empleados en su construcción, lo que supuso toda una novedad en el trabajo de los arquitectos Carlos Arniches y Martín Domínguez, rematado por el ingeniero Eduardo Torroja. Destacan a simple vista de cualquier visitante los amplios voladizos que coronan la cubierta de las tribunas, un espléndido, novedoso y muy premiado proyecto del ingeniero Torroja, que conservan su estructura tal y como se proyectó, gracias al magnífico proyecto de rehabilitación llevado a cabo por el equipo de arquitectura de D. Jerónimo Junquera, y cuya enorme aportación para recuperar su esencia original podrán corroborar en uno de los capítulos de este libro.

En octubre de 2009, las tribunas del Hipódromo de La Zarzuela fueron declaradas Bien de Interés Cultural (BIC) con categoría de monumento, y siguen siendo visitadas actualmente por numerosos especialistas nacionales y extranjeros para estudiar su solución estructural, siendo además diversas las voces autorizadas que reclaman su inclusión en la lista de Patrimonio Mundial por su singularidad, belleza y perseverancia como valores principales.

Hoy en día, nuestro hipódromo, como la sociedad, ha cambiado mucho con respecto a aquél que se inauguró en 1941. Ha sabido adaptarse a las necesidades del cambio del tiempo, pero sigue conservando su original estructura y esa esencia tan especial que nos hace mirar al pasado, y nos permite conjugar el espectáculo más actual con una tradición de siglos al galope. En la actualidad, el Hipódromo de la Zarzuela pone en valor todo su bagaje histórico y cultural, así como su enorme valor ecológico, al ser un amplio espacio verde de 110 hectáreas a apenas ocho minutos del centro de su capital, y se adapta al mismo tiempo a las demandas y gustos de la sociedad actual, creando así la fórmula de ocio de calidad ideal para cualquier persona, siendo ahora más popular que nunca.

La historia de las carreras de caballos en España merecían un libro así, un espacio dedicado para exponer su rica historia que abarca ya varios siglos y cuyo legado llega hasta hoy fruto de la pasión de todos los que conformaron y hoy conformamos la llamada “industria del turf” a la que estamos unidos por el amor al caballo de carreras. Para que el Hipódromo de la Zarzuela se mantenga en pie, es crucial el papel del conjunto de la Industria de las Carreras de Caballos, que está compuesta por tres grandes pilares: la cría, desde donde se trabaja incesantemente para la mejora, promoción y fomento del Pura Sangre Inglés (PSI), el sector de los hipódromos y los propietarios, fundamentales para el desarrollo completo de su actividad y puesta en valor del mismo, así como los profesionales que viven en torno al caballo de carreras, una diversa industria de empleo directo y  auxiliar que sustenta el sector.

Quisiera aprovechar para agradecer de corazón a Correos por la elaboración de este maravilloso libro y a todos los que han participado en que vea la luz, además agradecer a Filatelia de España por reconocer nuestro Hipódromo con la emisión de un sello especial por su 80 aniversario. Este libro supone un fiel reflejo de la historia de las carreras de caballos en España y del Hipódromo de la Zarzuela, que ha participado de la misma albergando grandes citas, un rico legado de todo lo que significa su esencia para el deporte, la cultura, la ciudad de Madrid y el conjunto de la sociedad española.

Os invito pues a leerlo y que no perdáis la oportunidad, si aún no lo habéis hecho, de conocer y disfrutar nuestro admirado Hipódromo y el increíble mundo de las carreras de caballos.

Un cordial saludo

Referencias de sellos relacionados con este mundo del caballo, se adjunta listado de sellos en PDF

Relacion de sellos de caballos

 

0