Emisión Descubridores de Oceanía

Mañana 10 de octubre se pone en circulación, el sello, Descubridores de Oceanía

Dos nuevos sellos dedicados a dos grandes navegantes, sirven para mostrar una nueva técnica de impresión filatélica en papel de madera, en alusión al material con el que se fabricaban los navíos que con los que estos personajes surcaban los mares en busca de aventuras.

El diseño del sello muestra las siluetas de Luis Vaez de Torres y Pedro Fernández de Quirós, coloreadas en este tipo de papel que simula un panel de madera, con el color y las vetas típicas de este material.

También, los dos sellos unidos, comparten una ilustración del contorno de “Austrialia” que en su interior se reproduce la primera página del  Memorial de 1610 sobre “AUSTRIALIA incognita”. Al separarlos, cada uno de ellos conservará una parte del país. Luis Vaez de Torres fue un navegante al servicio de la Corona española que en 1605 partió junto a Fernandez de Quirós en una expedición para descubrir un nuevo continente en el Sur, y encontraron el estrecho que aún hoy día lleva su nombre y que separa Australia de Nueva Guinea, el Estrecho de Torres.

Su compañero de expedición, el ya mencionado Pedro Fernández de Quirós, portugués al servicio de la Armada española, se embarcó rumbo al continente austral, descubriendo la isla hoy conocida como Espíritu Santo.

Sobre el descubrimiento de Australia han existido y existen muchas teorías. Muchos autores le asignan la invención de la palabra «Austrialia» a Quirós, en la creencia de que él nombró sus islas «Australia del Espíritu Santo», mientras que realmente las llamó «Austrialia del Espíritu Santo», en honor a los Austrias que reinaban en España. Entre los que defendían la teoría de que Quirós descubrió Australia mucho antes que Willem Janszoon, Abel Tasman o James Cook, se encontraba un arzobispo de Sidney de finales del siglo XIX principios del XX, Patrick Francis Moran, y así se enseñó en las escuelas católicas durante muchos años.

Basándose en esta creencia, el poeta australiano James McAuley escribió un poema épico llamado Captain Quiros en 1964, en el que muestra a Quirós como un mártir por la causa de la civilización cristiana católica.

Los dos sellos tienen un valor de 1,35 euros cada uno y se emitirán en pliegos de 16 sellos cada uno.

 Estos sellos y sus características técnicas, quedarán incorporados mañana al catálogo de Sellos de FESOFI, que podéis contemplar en esta misma web.

0