Patrimonio Humanidad Alcalá de Henares “

Mañana 5 de noviembre  se pone en circulación, el sello, ” Patrimonio de la Humanidad. Universidad y recinto histórico de Alcalá de Henares “

Este 2018 se cumple el 20 aniversario de la declaración de la Universidad y el recinto histórico de Alcalá de Henares como patrimonio de la Humanidad. Correos ha querido sumarse a esta conmemoración con la emisión de un sello que reúne en una ilustración varios de los monumentos más conocidos de Alcalá de Henares que la otorgan su personalidad y que permitieron que la UNESCO considerara a su universidad y al recinto histórico Patrimonio Mundial en 1998.

En el centro, en color amarillo, destaca la famosa fachada que se construyó en la universidad de 1537 a 1561 por el arquitecto Rodrigo Gil de Hontañón y que representaba en sus esculturas y relieves platerescos el saber y las doctrinas humanistas que se impartían en el alma mater, todo bajo el escudo del emperador y rey Carlos V de Alemania y I de España.

A la izquierda surca el cielo uno de los símbolos de la ciudad, una cigüeña que desarrolla su vuelo sobre la fachada del convento de las Madres Clarisas, famosas sobre todo por sus almendras garapiñadas, que durante muchos años han marcado otra señal importante de sus obradores, tanto de sus conventos como de sus pastelerías privadas reconocidas por este singular producto elaborado con esmero y dedicación.

Cierra su costado occidental una torre almenada de la cerca que marcaba los lindes y destacaba también el palacio arzobispal de los Señores de Alcalá, los Arzobispos de Toledo, cuyo edificio magnífico fue pasto de las llamas un mes después de acabada la Guerra Civil, que destruyó por imprudencia uno de los conjuntos monumentales más bellos de España, con patio y escalera del gran arquitecto renacentista Covarrubias. En efecto, debajo de la muralla se aprecian las dos fachadas que restan hoy en día y que manifiestan la grandeza que hubo de tener este excelente conjunto de los más poderosos obispos de España.

Al lado contrario y en tonos grises se observan otros dos edificios significativos de Alcalá. Debajo de la universidad la fachada principal de la Iglesia Magistral que reconstruyera el cardenal Cisneros, con su esbelta torre y chapitel rasgando el azul celeste. Ya en el lado extremo, el que simbolizaría el oriente, la fachada romana del Colegio de la Compañía de Jesús, con su frontón triangular, y sus órdenes clásicos señalando su elegancia. Las pirámides estilizadas, símbolo de la eternidad en el cristianismo señalan los ángulos exteriores.

Todo un grupo evocador de las esencias de esta ciudad madrileña llena de santos, de médicos y escritores famosos que dio a luz al más grande de la lengua castellana, a don Miguel de Cervantes.

 Este sello y sus características técnicas, quedará incorporado mañana al catálogo de Sellos de FESOFI, que podéis contemplar en esta misma web.

 

0