¿Desaparecerán las Monedas de…?

Las monedas de 1 y 2 céntimos ¿podrían convertirse en piezas de numismática?

Una pregunta que parece implanteable, dada la corta existencia del euro, pero que ha generado controversia a raíz de la decisión de Irlanda de pretender acabar gradualmente con el uso de las monedas de 1 y 2 céntimos en los pagos en efectivo.

Con esta medida, que entrará en vigor el próximo 28 de octubre, ya son seis los países que han decidido retirar ‘la calderilla’ de sus economías.

Desde la Comisión Europea han mostrado su pretensión de poner este asunto a debate en varias ocasiones. Sin embargo, el temor a una reacción negativa por parte de la ciudadanía ante posibles aumentos de precios ha disuadido a la institución de tomar una decisión al respecto. Pese al miedo de un aumento de precios, este organismo asegura que la población califica estas monedas como “piezas sin valor” que apenas se utilizan.

Desde la puesta en circulación del euro, las monedas de 1 y 2 céntimos han estado en el punto de mira. Su expulsión del sistema monetario se ha puesto varias veces sobre la mesa de negociación, pero nunca se ha llevado a cabo.

En concreto, la Comisión Europea barajó la posibilidad de eliminarlas en 2013 debido a que los costes de producción superan su valor a que los costes de producción superan su valor. El coste de acuñar una moneda de 1 céntimo es 1,65 céntimos, mientras que el de acuñar cada moneda de 2 céntimos es de 1,94 céntimos, asegura la Comisión Europea.

(Fuente: Revista “EL ECO Filatelico y Numismático”.                                                                                                                                   Número 1.245. Edición de Noviembre de 2015)

0