Recepción a José Carlos en S. Cristóbal de la L.

En la recepción que le hizo el Presidente de Canarias Don Fernando Clavijo a nuestro hijo, José Carlos, el pasado 13 de marzo, estuvo presente el alcalde de San Cristóbal de La Laguna, Don José Alberto Díaz ya que, si bien nuestro hijo pertenece al Grupo Filatélico y Numismático de Tenerife, también es verdad que somos vecinos de La Laguna. Durante la charla se mostró muy interesado en la trayectoria de José Carlos y en la Filatelia en general y al terminar la charla, nos preguntó que si podíamos quedar en otra ocasión para profundizar más en el tema.

Pues bien ese día llegó y fue hoy cinco de abril, en principio nos había convocado para más adelante, pero problemas de agenda lo obligaron a adelantar la reunión, motivo por el cual no pudieron asistir ni el Presidente de la Federación Canaria de Sociedades Filatelicas Don Agustín Alberto, ni el Presidente del Grupo “Aguere” de La Laguna, Don Rafael A. Raya, por encontrarse ambos ausentes de la isla.

Si bien el invitado principal fue mi hijo José Carlos, siempre es bueno acudir acompañado a estos actos, de amigos que comparten nuestra afición, los cuales aportan datos, experiencias, conocimientos y puntos de vista que enriquece y hace que esta, nuestra afición, sea tan apasionante y tenga en nuestro Grupo tan buena camaradería.

A la cita acudimos mi esposa, José Carlos, Don Miguel Hernández Gómez (Presidente del Grupo Filatélico y Numismático de Tenerife) y yo.

José Carlos le iba explicando su colección de temática “Una eterna amistad entre el hombre y el perro”, mientras el Sr. Alcalde iba pasando las hojas y hacia alguna que otra pregunta, a veces eran de la colección y otras de filatelia, si eran de la colección contestaba José Carlos y si eran de filatelia en general, del Grupo, de las exposiciones, etc… contestábamos Miguel o yo, y cada vez se iba entusiasmando más y más y asombrando de este mundo que desconocía (y que desconoce la mayoría de la población, ya que solo conocen los típicos tópicos, “arrejuntar sellos”, tener muchos y de muchos países, etc…).

Tanto le gustó al Sr. Alcalde, que la reunión que estaba prevista para un tiempo determinado (no hay que olvidar todas las tareas y ocupaciones que tiene) se prolongó por más de hora y media, hasta que tuvo que seguir con sus obligaciones.

Se despidió asegurándonos que seguirá en este mundillo, y de hecho se interesó por ser socio de nuestro Grupo. Creo que esto último es lo más provechoso de la reunión, hemos encendido la pasión por los sellos en un nuevo “amigo”.

Carlos Rodríguez.

0