Un curioso sobre con publicidad

Hace pocas fechas adquirí en una conocida web de Subastas de Internet, un curioso sobre, que si bien no encaja en ninguna de mis colecciones, me interesó porque lo encontré interesante.

El  sobre en cuestión es un sobre color crema, con un tamaño 230 mm de ancho por 168 mm de alto, con publicidad impresa de la Logroñesa de Armas, dirigida a un representante en la población de Totana, Murcia.

Va franqueada con un sello de la básica de Alfonso XIII, denominada “VAQUER” y con numeración Edifil 310, con la tarifa de 2 CTS correspondiente a Impresos. Cancelado con matasellos fechador, poco legible, pero que se adivina de Logroño. Siendo realista, un sobre bastante normalito para el precio que pague por el 9,99€.

Hasta aquí los datos filatélicos de la carta. Pasemos a los no filatélicos, los que para mí hacen curiosa la carta.

Llama la atención lo variado del género que tiene a la venta la citada empresa, que abarca desde escopetas, pasando por motocicletas, gramófonos, máquinas de escribir hasta cunas para niños. No está mal la variedad de “La Logroñesa de Armas”.

Lo interesante de este sobre para mí y fue lo que me motivo para adquirirlo, es el reverso del sobre.

Hacía mucho tiempo que no veía reproducido un lenguaje tan rico en adjetivos, ni una empresa vender sus productos tan bien. Son los 386,40cm2mejor aprovechados que he visto nunca. No hace falta que tenga ninguna imagen que nos muestre el género, nos lo describe con palabras.

Aquí os muestro el reverso del sobre y procederé a analizar el texto.

            “Escopetas finas de Caza nacionales y extranjeras;”

Lo que no entiendo es el adjetivo de finas de las escopetas.

            “Pólvoras escogidas de resultado sin igual”

¿Cómo se escogen los granos de pólvora?

            “Cartuchos cargados, 20 modelos diferentes, a cual mejores”

Digo yo, si cada  cual es mejor que el anterior, el último de ellos será un cartucho de pena digo yo, pues tiene 19 mejores que él.

            “Los famosos Cartuchos  marcas LIEBRE y CONEJO, exclusivos de la Casa rematando la Caza de una manera asombrosa. Se acabaron con estos Cartuchos aquellas perdices, conejos y liebres que, levantándose a 30 y 40 metros, no se las tiraba porque no llegaba el tiro; como también las perdices desplumadas, y las que con las patas colgando van a morirse, para no ser aprovechadas, a lugares apartados.”

De los mejores párrafos del reverso del sobre. No tiene desperdicio. Creo que si fuéramos cazadores o no, nos ha convencido a todos de que compremos los cartuchos “LIEBRE y CONEJO”. Por cierto, no se han estrujado mucho los sesos para ponerle nombre comercial a los cartuchos.

            “Cañas de Bambú de 3 y 4 pedazos, …………….”

Aquí nos es apropiado el lenguaje. Uno es pescador y sabe que las partes de la caña se llaman tramos y no pedazos. A no ser que allá por 1929 si se llamaran así.

            “Cañas bastón, muy disimuladas para dedicarse a pescar sin ser notado por la gente y en tiempo de veda”

Es lo más grave y reprochable del texto publicitario. No se puede incitar a los clientes a infringir la ley, jajajajajaja.

Teniendo en cuenta que según el Real DecretoLey de 7 de Septiembre de 1929 sobre Pesca fluvial, y publicada en la Gaceta de Madrid nº 267 de 24 de Septiembre de 1929, indica en el apartado de Infracciones:

            Artículo 67:…..

            Si durante la época de veda se pescase en los desovaderos naturales de los peces o lugares                          acotados, o haberse soltado en los mismos jaramugos, la multa será de 200 pesetas.

La multa era bastante considerable para la época, no sé si compensaría arriesgarse.

“Prismáticos para Caza y Sport”

Ya en el año 1929 sufríamos los anglicismos. Supongo que en 1929 como en 2014, es más “cool” y mejor si los prismáticos son para Sport que para el Deporte.

“Máquinas de Escribir Underwood, reconstruida, moderna, modelo número 5, que cualquiera que la reciba no distinguirá si es máquina nueva o reconstruida, 800 pesetas (la nueva vale 1.400 pesetas)

Ahora que está de moda en el Canal Historia de televisión el programa Restauradores, le hubiera  salido a Rick Dale un competidor a su altura. No se distingue la nueva de la reconstruida. A ver si los avezados lectores saben si las máquina que les muestro es nueva o reconstruida.

Francisco de la Fuente

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Máquina de Escribir Underwood modelo nº 5

 

 

Y para cerrar, el aviso final (en mayúsculas y negrita para que quede claro):

 

“TODAS LAS VENTAS SON AL CONTADO. Inútil escribir pidiendo plazos, pues no se contestara”

 

Se podía escribir de una forma más extensa, pero no más clara verdad?.

 

Y ya movido por la curiosidad, he rastreado un poco por internet la susodicha empresa y he encontrado algunas cosas curiosas que sin ser estrictamente filatelia tiene algo de historia. El cartel  de la armería, situada en la plaza Amos Salvador,1 de Logroño :

 

 

 

 

 

 

 

 

 

También aparecieron en la prensa local varios artículos lamentando  el cierre de la misma y otras curiosidades.

Artículo aparecido en el Periódico de la Rioja .

LOGROÑO

Adiós a otro histórico

 

‘La Logroñesa de Armas’ se despide tras casi un siglo en activo

03.05.12 – 00:20 – 

EDUARDO GÓMEZ | LOGROÑO.

 

 

Otro negocio histórico que se despide. Basilio Lahera Hornillos, actual propietario de ‘La Logroñesa de Armas’, deja tras de sí la estela de un gran profesional o un rastro, expresión más apropiada en el tema de la caza, que será recordado por sus muchos clientes a los que tanto vendía una ‘Sarasqueta’ o una ‘Muguruza’ de lujo como un puño de mostacilla, entre los cientos y cientos de artículos relacionados con la caza y la pesca: utensilios, pistolas, vestimentas camufladas, botas impermeabilizadas, cucharillas, moscas artificiales como señuelo para las truchas, cañas para pescar, sedal, anzuelos. Es decir, un sinfín de artículos perfectamente ordenados en sus correspondientes estantes para atender con precisión a los meticulosos clientes del sector.

El negocio, histórico con mayúsculas, lo fundó la sociedad eibarresa Crucelegui Hermanos y uno de los propietarios, un cura llamado Juan, se hizo cargo de la tienda hasta que la compró Pedro Juarros en 1932. Ya entonces Juarros hizo un catálogo de venta por correo que constituía una novedad. En 1961, el negocio pasó a manos de Antonio Lahera, gran aficionado al ciclismo y padre de Basilio Lahera, que era un afamado fabricante de cerámica en terrenos del actual Yagüe. Entre sus triunfos con la bicicleta y los que consiguió en competiciones de tiro, Antonio llenó su casa de trofeos. Por allí empezó a ‘brujulear’ Basilio, compartiendo la tienda con sus estudios de decoración en Bilbao, que finalizó, pero para entregarse de lleno al negocio que ahora  deja.

De momento no se sabe el destino que tomará el casi centenario establecimiento de la plaza de Amós Salvador, pero ninguno hará olvidar la dilatada vivencia de ‘La Logroñesa de Armas’, una entidad estrechamente vinculada a la caza y de la pesca, después de miles de riojanos atendidos por sus distintos dirigentes.

            Otra referencia a la armería,  en el blog Arte Urbano de Logroño.

miércoles, 30 de mayo de 2012

La puerta cerrada de la Logroñesa de Armas

Esta  curiosa puerta  con tirador en forma de pistola corresponde a la Logroñesa de Armas que recientemente por jubilación ha cesado en su actividad. Otro comercio de toda la vida, que al menos por el momento, desaparece del casco antiguo de Logroño.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por lo que he disfrutado leyendo el sobre en cuestión, investigando sobre la empresa y lo bien que me lo he pasado también escribiendo este artículo, coincidiréis que están bien empleados los 9,99€ que costo.

 

Francisco de la Fuente

0