Visita al Museo de las Comunicaciones Berlín

En un reciente viaje turístico a Berlín, tuve la oportunidad de visitar el Museo de las Comunicaciones, gracias a mi mujer que me lo sugirió y además me acompañó. Siendo como era la primera vez que visitaba Berlín, es un poco extraño, y difícil, dedicarle unas horas a un museo digamos tan poco representativo, y no ir a otros. El caso es que la visita estuvo entretenida, mi mujer lo pasó bien y yo puede ver piezas muy interesantes.

Lo primero que me llamó la atención fue el magnífico edificio, con su imponente patio.

En el segundo piso, unas espectaculares esculturas de hombres dedicados al mundo de la comunicación: postillón y cartero, telegrafista, y operario, marinero y ferroviario,

Como es un Museo dedicado a la comunicación, y no sólo al correo, es más variado.

Los objetos expuestos están muy bien seleccionados, y visibles en vitrinas adecuadas a cada tipo.

Pudimos ver una espectacular sección dedicada a los inicios de la escritura, con la figura de un escriba egipcio, tablillas en escritura cuneiforme, lápidas romanas, un quipu, y una mención al silbo de la isla de La Gomera.

Distintos tipos de buzones, un coche de postas del s. XIX despiezado, que no nos permitieron fotografiar, una maqueta a tamaño natural del correo neumático, modelos de vehículos postales, sacas de diferentes países…

En cuanto a filatelia, unos expositores bien preparados mostraban emisiones de Alemania y diferentes cartas.

Una sala dedicada a las comunicaciones nos mostraba aparatos de radio antiguos, los primeros televisores, el transistor, la casete…

En fin, un museo que merece una visita.

Estanislao Pan de Alfaro

0