Fue en el año 1843 cuando se estableció definitivamente la soberanía española sobre las islas. En 1968, la Región obtendría su independencia como Guinea Ecuatorial.