Ocio y aficiones: “De la calco al tattoo”.

Mañana 20 de septiembre, la Sociedad Estatal Correos y Telégrafos, S.M.E. emitirá un sello de correo de la serie “Ocio y aficiones” dedicado a “De la calco al tattoo”.

DATOS TÉCNICOS:

– Emisión: OCIO Y AFICIONES

– Motivo: De la calco al tattoo

– Fecha de puesta en circulación: 20 de septiembre de 2021

– Procedimiento de impresión: Offset + calcomanía

– Soporte: Estucado, engomado, fosforescente

– Formato del sello: 57,6 x 40,9 mm (horizontal)

– Efectos en pliego: 16 sellos

– Valor postal del sello: 4,15 €

– Tirada: 160.000 sellos

Mañana 20 de septiembre, la Sociedad Estatal Correos y Telégrafos, S.M.E. emitirá un sello de correo de la serie “Ocio y aficiones” dedicado a “De la calco al tattoo”.

Correos no deja de innovar y este 2021 nos anima a recuperar la ilusión, a jugar con un sello dedicado a los años 70 donde entre los niños y niñas se extendió la moda de adornar brazos y piernas con las calcomanías que se incluían como regalo en bollos, patatas fritas,….

Calcomanía deriva de la palabra francesa décalcomanie que consiste en una imagen que mediante la aplicación de agua o calor, se trasfiere del soporte original a otra superficie donde queda adherida.

Las calcomanías se distribuyen sobre un soporte de papel o cartulina, que hay que retirar una vez humedecido. Las coloridas imágenes que las forman están tratadas con trementina, materia que posibilita su pegado.

Con menor difusión hoy en día, tuvieron gran éxito en España en las décadas de 1960 y 1970, en que se comercializaron pliegos de las más variadas temáticas: educativos (partes del cuerpo, animales), vehículos (trenes, coches, aviones), deportivos (jugadores de fútbol), culturales (personajes populares), frutas, flores, motivos decorativos, banderas, etc.

En decoración es una técnica que también se usa mediante la cual los grabados y las impresiones se pueden transferir a la cerámica u otros materiales.

Decalcomania fue inventada en Inglaterra alrededor de 1750 e importada a los Estados Unidos por lo menos desde 1865. Su invención ha sido atribuida a Simon François Ravenet, un grabador de Francia que luego se mudó a Inglaterra y perfeccionó el proceso, que llamó “décalquer” (derivado del francés papier de calque, “papel de calco”). En los años 30 del siglo XX la corriente surrealista la aplicó a varios de sus trabajos..

El sello reproduce una calcomanía al agua permitiendo aplicar la imagen sobre cualquier soporte. La imagen se imprime al revés, primero los colores de primer plano, en un papel adecuado.

Empapado en agua, el papel se suaviza, la imagen se aplica al soporte elegido frotando suavemente, y el papel se retira: la imagen aparece en el soporte. La calcomanía de este tipo requiere de mucha atención porque la imagen puede fragmentarse o adherirse imperfectamente al soporte.

El diseño además recuerda a un tatuaje clásico ya que de alguna forma se hace un guiño de la evolución de las calcomanías a los tatuajes, el arte de decorar la piel.

Este sello y sus características técnicas, quedará incorporado mañana al catálogo de Sellos de FESOFI, que podéis contemplar en esta misma web.


0